¿Cuáles son los resultados de la Legalización de la marihuana en Uruguay?

En el 2013 Uruguay se convirtió en el primer país del mundo en legalizar no solo el consumo sino la producción y venta de cannabis; el Gobierno asumió este reto bajo la premisa de robarle el negocio al narcotráfico sin intenciones de lucrarse ni lucrar a las empresas productoras.


¿Cómo fue posible esto?


A principios del siglo XX, el presidente José Batlle y Ordóñez, preocupado por la calidad del alcohol que consumían los uruguayos, hizo que el Estado monopolizara su producción; además de esto impulso en Uruguay políticas como la jornada de ocho horas, la compensación por desempleo y el divorcio a petición de la mujer. Todo esto ha hecho que, al menos en la esfera pública, Uruguay sea un país progresista. Hace un siglo se oficializó la separación entre la iglesia y Estado, por lo que es un país laico, además de esto, fue el primer país de Latinoamérica en el que las mujeres pudieron votar y también fue el primero en legalizar y reglamentar la prostitución. (Colombo, 2017)


Bajo el Gobierno de José Mujica, quien promovió la idea de que “consumiendo lo que era producido por el Estado, podría haber más control y mejores garantías de que los ciudadanos no estaban consumiendo un veneno” y que además se le robaría el negocio al narcotráfico, Uruguay se convirtió entonces en el primer país de Latinoamérica en legalizar el mercado de la marihuana. Su sucesor, el actual presidente Tabaré Vázquez, a pesar de no estar de acuerdo con la legalización, se comprometió a aplicarla y avanzó de forma discreta en su implementación (Colombo, 2017) y ahora, el electo presidente Luis Lacalle, ha descartado por ahora revocar la ley de marihuana.


¿Cómo se vende marihuana en Uruguay?


Según García (2019) la ley de la marihuana establece tres formas legales para acceder a la marihuana con fines recreativos:


  1. El autocultivo: se permiten hasta 6 plantas por hogar.

  2. Los clubes cannábicos: con un máximo de 99 plantas.

  3. La venta en farmacias: en donde un usuario puede comprar marihuana en envases de cinco gramos por 220 pesos (algo más de 6 euros), hasta un máximo de 40 gramos por mes. Las dos variedades que se pueden adquirir son índica y sativa, que contienen entre un 7% y 9% de THC.

Las condiciones para poder acceder a estas opciones son:

  • Ser mayor de edad

  • Ser ciudadano nacional o con residencia legal

  • Inscribirse en el registro del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA)

Por otro lado, la marihuana está etiquetada con advertencias sobre las posibles consecuencias negativas de su consumo y las empresas contratadas por el Estado para producir la sustancia no pueden hacer publicidad ni poner sus nombres en los paquetes (Colombo, 2017).

¿Cuáles han sido los resultados con respecto al mercado de la marihuana?


Según Lissardy (2019) en enero del 2019 el Gobierno Uruguayo estimaba que la regulación del cannabis con fines recreativos le había quitado al mercado ilegal ganancias por más de US$22 millones. El mercado negro fue “sustituido en buena parte” por flores de cannabis o cogollos de mayor calidad producidos en el país de forma legal. Para diciembre de 2019 hay 38.771 personas registradas para comprar la hierba en farmacias, según datos del IRCCA. Las empresas autorizadas a cultivar marihuana pasaron de dos a cinco en octubre del 2019, ante lo que el IRCCA definió como un "aumento sostenido de las personas registradas para acceder legalmente a cannabis de uso no médico" en la red de 17 farmacias autorizadas. Además se han inscrito 7.922 personas como cultivadores domésticos (que pueden tener hasta seis plantas de cannabis en su hogar) y 145 clubes de membresía (que pueden tener hasta 45 socios y 99 plantas cada uno).


¿Por qué “sustituido en buena parte”?


Según Martínez (2019) hoy en día los consumidores de marihuana en Uruguay recurren cinco veces menos al narcotráfico; sin embargo, según datos oficiales, durante el 2018 apenas uno de cada tres consumidores obtuvieron la marihuana en el mercado regulado, ¿Cómo? según el sociólogo Marcos Baudean, profesor de la Universidad ORT en Montevideo y miembro de Monitor Cannabis (un proyecto que evalúa la regulación en el marco de la Universidad de la República) "hoy en día, el principal abastecedor del mercado de marihuana son los cultivadores locales, no los traficantes”; lo que pasa es que la mayoría de esos cultivadores carece de un registro como exige la ley, por lo que hay un flujo oculto de marihuana doméstica, aparte de la importada que aún se vende en el mercado negro. Además de esto se sabe que muchos consumidores eluden el registro oficial por desconfianza en el gobierno y el mercado negro sigue teniendo aun opciones más variadas. (Lissardy, 2019) Ha esto se le ha denominado entonces el “mercado gris” de la marihuana (García, 2019)


¿Qué ha pasado con el consumo?


En el 2017 160.000 personas dicen consumirla al menos una vez al año y de estas solo 5000 se han registrado como consumidores regulares (Colombo, 2017). Datos oficiales muestran un aumento en la prevalencia de uruguayos que consumieron marihuana al menos una vez en el último año: de 9,3% en 2014 a 14,6% en 2018. Sin embargo, según Baudean, el volumen de hierba consumida crece a un ritmo menor que la cantidad de consumidores y esto se considera "positivo" (Lissardy, 2019).


¿Cuáles han sido los efectos en la seguridad, el tráfico a otros países y la violencia?


Uruguay se mantiene lejos de las tasas de criminalidad que registran los países más violentos de la región, sin embargo, durante el 2018 hubo un aumento del 45% en los homicidios respecto a 2017 y algunas personas relacionan esto con las dinámicas del narcotráfico. Aunque datos oficiales muestran un descenso en los delitos de estupefacientes en el país, durante el 2019 hubo diferentes escándalos por el envío de grandes cantidades de cocaína a Europa desde el país, que a pesar no ser productor, parece estarse convirtiendo en ruta objetivo puesto que tiene controles menos estrictos que otros países. (Lissardy, 2019)


Chloé Carpentier, jefa de la sección de investigación de drogas en la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc, por sus siglas en inglés) señala, sin embargo, que el mercado de las drogas cambia constantemente, en especial ahora que hay un aumento en la producción de cocaína, por lo que es apresurado afirmar que Uruguay se haya convertido en centro de interés para el narcotráfico (Lissardy, 2019)


Entonces ¿los efectos son positivos o negativos?


Cualquiera de las dos afirmaciones es apresurada, como lo sostuvo el expresidente Mujica en un diálogo reciente con BBC Mundo sobre los resultados de la ley "Cuesta mucho cambiar, no va a ser mágico (…) se fabrica por todas partes cocaína de la máxima pureza, que la consumen los europeos, los americanos, los que tienen alto poder adquisitivo", empezar por regular la marihuana es una alternativa hacia una droga blanda para evitar las otras drogas de mayor impacto.


Uruguay es sin duda un ejemplo para Latinoamerica en términos de derribar el tabú que hay sobre las drogas y debe servir para abrir nuevas vías de debate sobre el fenómeno de las drogas. “Si hoy la marihuana con fines medicinales es legal en Chile, Colombia, México y Argentina, es en parte por el ejemplo uruguayo (..) es un experimento positivo en un continente marcado por la guerra contra el narcotráfico por la cual vemos desangrar a México y Colombia desde hace tantos años” (Colombo, 2017)


Referencias bibliográficas


  • Facebook
  • Instagram
  • Twitter

Sitio creado por Clan 2020 - Todos los derechos reservados

Bogotá | Colombia | 2020

  • Facebook Fundación Deliberar
  • Twitter Fundación Deliberar
  • Instagram Fundación Deliberar
  • Messenger Deliberarspa