Simple pero no obvio: todos los consumidores tenemos derechos ¿Cuáles?

Actualizado: 7 feb 2020


Los derechos humanos existen con el fin de asegurar la sana convivencia entre todos, además de proteger sin excepción a todas las personas; La Organización de las Naciones Unidas es el organismo que ayuda a defender estos derechos, los cuales están además consignados en la declaración Universal de los Derechos Humanos.


En #deliberar somos conscientes de que la política actual de drogas viola muchos de estos derechos humanos en los consumidores de sustancias psicoactivas, por eso nos propusimos hacer una revisión de algunos de los derechos universales que consideramos son constantemente irrespetados y alzamos nuestra voz su defensa.


Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a ser valorados como cualquier otra persona



Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. Artículo 1.


Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a no ser discriminados



Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía. Artículo 2.


Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a la vida y la seguridad



Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

Artículo 3.


Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a no ser tratados de forma inhumana o degradante



Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. Artículo 5.


Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a ser tratados igual ante la ley



Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación. Artículo 7.

Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que nos ampare contra actos que violan nuestros derechos fundamentales


Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la ley. Artículo 8.


Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a la defensa y al debido proceso



Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado. Artículo 9. Declaración Universal de los Derecho Humanos.


Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a la seguridad y la protección



Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en materia penal. Artículo 10.

 

Apoye nuestra iniciativa comprando nuestros productos. Conózcalos aquí.

 

Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a la privacidad



Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques. Artículo 12.


Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a la libertad de pensamiento y consciencia



Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia. Artículo 18.


Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a la libre opinión y expresión



Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión. Artículo 19.


Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a reunirnos y asociarnos pacíficamente



Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas. Artículo 20.


Los consumidores de sustancias psicoactivas tenemos derecho a participar en el gobierno de nuestro país, así como escoger a nuestros gobernantes


Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos. Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país. Artículo 21.